15:29

El bebetón sin afición


Yo soy un bebetón sin afición
Chimpón.
Me aburro aquí en la cuna yo un montón
Chimpón.
Me cago en el pañal
y ya no sé hacer más.
Yo soy un bebetón sin afición
...
...
...
Quiero fieshtaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargh!




Sí señor, el nuevo hit para móviles ya está aquí.

Realmente creo que tras leer lo que es la letra de esta "cosa", por llamarla de algún modo, habría finalizado una crítica más que sobresaliente.


Pero debido a mi estado de aburrimiento total creo conveniente un buen análisis exhaustivo de dicha letra:

Empecemos pues.

Seguramente ya habréis visto por televisión el insultante anuncio a la inteligencia humana de.... bueno, me moderaré: el bebetón sin afición.

En caso contrario, me encantaría mostraros el video, pero no existe en internet.

Se trata de un anuncio con contenidos para móviles en el que pretenden vendernos un video de un bebé en cutre 3D, cantando y bailando en su cuna junto a sus juguetitos (con vida propia, obviamente).

El bebé por supuesto habla, y tiene una personalidad moderna, digna de concursante de "Generación Ni-Ni".


La idea es buena, un bebé que habla y nos cuenta lo inútil que se siente.

El chavalito se siente preso en su cuna, está harto de no hacer nada, solo dormir y cagar (escena que como os decía, podría describir perfectamente el día a día de un "Generación Ni-Ni").Y está totalmente desesperado. El chico quiere salir, ansía la libertad, quiere irse de botellón con sus amiguitos, pero está condenado a seguir en la cuna, preso y con el sobrepeso de su pañalete.

Esa irritabilidad constante le causa un trauma que le marcará toda su vida, y una muestra del más que evidente estado alterado es el ataque de ansiedad al final del video, totalmente equiparable al de un interno psiquiátrico.